¿Cuál es el origen de la historia de los Reyes Magos?

La historia de los Reyes Magos, según la Biblia, se remonta a la época del nacimiento de Jesucristo, pues en el Evangelio según San Mateo durante el tiempo de Herodes III llegaron unos magos en búsqueda del llamado «Rey de los Judíos», siguiendo una estrella que los guiaba desde el Oriente.

Durante esa época, “magos” era el nombre que recibían los adivinos y astrólogos.

Se cree que estos magos provenían de diferentes zonas: Asia, África y Europa, pero esto sólo intenta representar y unir las tres razas y continentes que se conocían en aquella época, puesto que en la actualidad los historiadores declaran que probablemente provenían de una zona que ahora es Andalucía.

A lo largo del tiempo se han representado a tres Reyes Magos con los nombres de:-Melchor, siendo éste un anciano con barba blanca quien llevaba como obsequio el oro, representando con ello la naturaleza real.

Gaspar: un joven rubio que en sus manos llevaba incienso, representando gloria, alabanza y poder.

Baltasar, un hombre de raza negra, quien lleva de regalo mirra como símbolo de naturaleza humana.

Se dice que los nombres y las primeras imágenes de los tres reyes magos que conocemos se ubican en Rávena, Italia, dentro de la iglesia de San Apolinar Nuovo, donde se muestra con mosaicos a tres hombres vestidos con ropa estilo persa y encima de ellos se leen los nombres antes mencionados.

Por otro lado, la historia de los tres Reyes Magos se encuentra en Alemania en la Catedral de Colonia, construida especialmente para albergar éstas reliquias que fueron llevadas ahí por el emperador Federico Barbarroja desde Milán.

Please follow and like us:

Historia y tradiciones del Año Nuevo

Celebraciones del año nuevo alrededor del mundo

Gong
 Amith Nag Photography/Getty Images

Por Carol BainbridgeActualizado 08 de junio de 2018

El comienzo de un nuevo año tiene un significado especial para las diferentes culturas del mundo. Es un momento lleno de historia y tradiciones y, aunque la mayoría de nosotros celebramos y nos ponemos unas metas para el Año Nuevo, muy pocos conocen lo que hay detrás de las celebraciones y propósitos, y es probable que pocas personas esten enteradas de las diversas maneras en las que se recibe el Año Nuevo en las distintas culturas.

Origen de la celebración del Año Nuevo

La celebración del año nuevo se remonta a hace 4000 años, pero no se inició en las culturas occidentales hasta hace sólo 400 años. La fiesta comenzó en la antigua Babilonia (hoy Irak) alrededor del 2000 a.C. Sin embargo, los babilonios comenzaron su año nuevo cerca del final de lo que hoy es marzo, un tiempo lógico para empezar un nuevo año ya que el invierno había terminado, la primavera con su nueva vida comenzaba y los cultivos se plantaban para el año siguiente.

En el año 153 a.C. el Senado romano decretó que el año nuevo comenzaría el 1 de enero. Hizo este decreto para corregir el calendario, que se había salido de sincronía con el sol. La fecha no tiene ningún significado agrícola o estacional.

La acogida de la celebración del año nuevo

Si bien el primer de enero no tiene un significado agrícola o estacional, sí tenía un significado civil. En esa fecha, los recientemente elegidos cónsules romanos asumían sus cargos.

Es interesante saber que el mes de enero se llama así por el Dios romano Jano, que tiene dos caras que pueden representar el mirar hacia atrás al año viejo y la otra mirando hacia adelante, hacia el nuevo.

La celebración del Año Nuevo era una práctica pagana y, por esta razón, la Iglesia Cristiana temprana la condenó.

Sin embargo, para facilitar la conversión de los paganos al Cristianismo, la Iglesia aceptó la celebración del primero de enero, pero la convirtió en la Fiesta de la Circuncisión de Cristo.

Costumbres

Aunque la fecha designada para celebrar el comienzo de un nuevo año varía de una cultura a otra, en todos los lugares del mundo hay un momento para esta celebración. Hay tantas costumbres distintas que es imposible enumerarlas todas, pero aquí comentamos algunas de ellas:

  • España 

    ​Comer doce uvas a medianoche del 31 de diciembre traerá doce meses de felicidad.
  • JapónAntes del día de la celebración, es necesario limpiar las casas por dentro y por fuera. En la víspera de Año Nuevo, a medianoche, un monje hace sonar un gong en un altar local como símbolo del perdón por los errores del año que se va.
  • Países Bajos 
    Para purgar el año anterior y darle la bienvenida al Año Nuevo, los holandeses salen a las calles a hacer con sus árboles de Navidad.
  • Escocia 
    Los primeros pasos de la gente es visitar a sus vecinos después de la medianoche para desearles un feliz año. Se considera que trae buena suerte si la primera persona que entra en tu casa es un hombre alto, moreno y apuesto.​
  • Alemania 
    Se funden pedazos pequeños de plomo en una cuchara sobre una vela encendida. El plomo derretido se vierte en agua fría. Se endurece y se forman figuras que predicen el futuro. Una figura con forma de corazón o de anillo, por ejemplo, vaticinan una boda.
  • Grecia 
    Se cocina una tarta con una moneda de oro o de plata dentro. La persona a la que le toca la porción con la moneda, tendrá suerte durante el resto del año.

Propósitos de Año Nuevo

Hacer propósitos de Año Nuevo es tan antiguo como la celebración misma. Los babilonios hacían propósitos, el más popular era devolver las herramientas agrícolas. Los antiguos romanos también hacían propósitos de año nuevo, el más popular era pedir el perdón de sus enemigos.

Los anglosajones, que se establecieron donde ahora es Inglaterra, tenían un festival llamado Yule, que celebraba una estación fértil y pacífica. El jabalí era parte de esta celebración y la gente hacía solemnes «juramentos del jabalí» para el año entrante.

Please follow and like us: